El espíritu aventurero: L'équipée

Según Gemma Billington, la banda de moteras L'équipée representa a la perfección los valores de Belstaff, ya que combina estilo y seguridad con ansias de aventuras

L'équipée
L'équipée

«Somos un grupo de moteras parisinas amantes de las motos clásicas y embriagadas de libertad y aventuras».

La idea que tiene la gente de las bandas de moteros es un grupo de Harley-Davidson pilotadas por hombres barbudos y musculosos. Lo que no se imagina es un grupo de ágiles parisinas con monos caqui, lápiz de labios rojo y botas camperas.

Pues bienvenido a L'équipée, una banda de moteras francesas que ha revolucionado el mundo del motociclismo, tradicionalmente dominado por hombres. Desde que se unieran hace solo un año para compartir su pasión común por las motocicletas clásicas, estas cinco mujeres ya han cumplido muchos de los retos que se han marcado, como recorrer el Himalaya en moto y practicar off-roading por todo Brasil. Hace poco han vuelto de su primera aparición en el festival Wheels and Waves de Biarritz, al suroeste de Francia. Entre barbacoas a pie de playa, fiestas y un recorrido de 1000 km en motocicleta de costa a costa a lo largo de los Pirineos, Belstaff filmó y entrevistó a L'équipée en el exclusivo cortometraje Ride to Nowhere.

Es fácil verse atraído por el mundo de L'équipée. Su sentido natural del estilo y su seguridad, unidos a aventuras cargadas de adrenalina, han dado como resultado un tipo de secuencias de vídeo y material para redes sociales con el que otros solo son capaces de soñar. El hecho de que cada una de ellas parezca salida de las páginas de Vogue ha ayudado, pero la estética y el gusto por la moda no son lo que hace tan especial al grupo. El espíritu de L'équipée se mantiene fiel a la naturaleza rebelde del motociclismo, en la que no tienen cabida los estereotipos de género.

El esfuerzo físico que supone conducir sin parar durante horas por terrenos en condiciones precarias crea un vínculo indestructible, y esa sensación de libertad y compañerismo es lo que en definitiva hace tan atractivo a L'équipée. Belstaff comparte los mismos valores, así que cuando Delphine Ninous ocupó el nuevo puesto de vicepresidenta creativa de moda de mujer, L'équipée supuso lógicamente una fuente de inspiración para su primera colección de ropa otoño-invierno 2015.

La chaqueta Streamliner

«Cuanto más viajas en moto, menos piensas. Disfrutas de la velocidad, las curvas, los paisajes, las luces, los sonidos… Y cuando viajas con otra gente, todo se hace tan fluido que es como una coreografía. No lo dices, pero sabes que tus amigas están viviendo el mismo momento. A eso se le llama conexión», explica Cécile Ney, cineasta y quinta parte de L'équipée.

Cécile no descubrió su pasión por las motocicletas hasta pasados muchos años. La primera vez que probó el motociclismo fue durante una cita relámpago por las calles de París subida en la parte de atrás de una Honda Dax. Tres años más tarde, obtendría su propio carné. Haciendo caso omiso de los consejos de amigos y familiares, invirtió en una Café Racer CB400 vintage y nadie pudo pararla. «Solo buscaba una excusa para tener adónde ir», recuerda. «Conducía bajo la lluvia, en la nieve… o fuera donde fuera».

Pronto, la capital francesa dejaría de satisfacer sus crecientes ganas de aventuras. Justo cuando empezaba a desarrollar sus ansias, el destino hizo su aparición en un salón de motociclismo de París. Allí conoció a una chica que portaba una cesta con un gato en una mano y una botella de Cointreau en la otra. En este momento, supo que había conocido a su alma gemela.

Después de su encuentro con Louise, la chica del gato y el Cointreau, Cécile no tardaría en conocer a otras moteras: Cindy, Louise D y Pauline. Cindy comentó su idea de cruzar el Himalaya en motocicletas clásicas. Aunque era un plan bastante complicado, las moteras compartían el mismo deseo de hacerlo a la manera clásica, con una organización mínima, sin ayuda y optando por la ruta más ardua posible. A Cécile la idea le resultó tan atractiva y alocada que estaba deseando sumarse a la aventura y documentarla. Las demás dieron su visto bueno y, solo dos meses más tarde, la recién formada L'équipée se subió en un avión a Nueva Delhi.

L'équipée

L'équipée en Himalaya es una serie documental apasionante e inspiradora con una banda sonora pegadiza y cargada de rock. La serie acompaña a las mujeres desde Manali hasta Dharamsala, y se alterna con entrevistas en las que las chicas reflexionan sobre su experiencia después de cada aventura. El documental no elude los peligros y momentos de desánimo del viaje, que también incluyen episodios de mal de montaña a 4200 m, condiciones meteorológicas adversas y carreteras estrechas con precipicios.

«El mayor reto para mí es el cansancio mental y físico. Y suelo sentir miedo», admite Cécile. «La solución está en transformar esa sensación y superar tus límites. Normalmente, cuando llevo horas conduciendo, desconecto mi mente, y seguir a las chicas es como estar en trance. No siento miedo… Nada».

A pesar de los peligros, la aventura en el Himalaya fue un éxito rotundo que animó a las chicas a embarcarse en otras hazañas. En sus viajes, suscitan una fascinación casi igual a la que levantan las celebridades, y tanto los lugareños curiosos como otros viajeros se detienen para hablar con ellas y hacerse fotos. El espíritu aventurero tiene repercusión mundial, y el de estas chicas se ha convertido rápidamente en una «marca» viable y, al mismo tiempo, un estilo de vida.

L'équipée ha conseguido más en un año de lo que mucha gente ha logrado en toda su vida. Y, sin embargo, en lo que a aventura se refiere, hay quienes piensan que este es solo su comienzo.

Comprar Pure Motorcycle

Compartir