Skip to content

El arte y la artesanía de una chaqueta de cuero

Las chaquetas de cuero han sido durante mucho tiempo una muestra de elegancia informal. Las chaquetas de cuero, el uniforme de los que no se conforman desde Los Ramones a James Dean en Rebelde sin causa y el mismo “The King of Cool” , Don Steve McQueen, ha superado modas para convertirse en un elemento básico de armario atemporal. Aparte de sus inequívocas credenciales de estilo, es fácil ver las razones por las que el tejido es siempre popular. El cuero de calidad es resistente y duradero y solo mejora con el tiempo. Si se cuida bien, es único. Conlleva un mantenimiento, a diferencia de otros tejidos de lujo, y sus propiedades de transpirabilidad ayudan a regular la temperatura del cuerpo en todo tipo de condiciones climáticas. Básicamente, es el tejido todoterreno definitivo. Esa es la razón por la que es la base de muchas de nuestras prendas claves desde que se creó la empresa.

Duración del vídeo
Nivel de sonido

Antes de fundar Belstaff en 1924, el fundador Eli Belovitch se hizo un nombre fabricando tejidos de caucho regenerado y algodón encerado para lonas y parafernalia militar. Eli y su yerno Harry Grosberg encontraron una mina de oro cuando empezaron a aplicar el tejido apto para cualquier clima a las prendas de vestir. Al principio las chaquetas de Belstaff se convirtieron en un punto de contacto en el panorama del floreciente motociclismo británico, las llevaban los participantes del campeonato Tourist Trophy de la Isla de Man y de los Scottish Six Day Trials. Los pilotos que tomaban parte en el sobrehumano recorrido final se encontraban conduciendo en barrancos pronunciados, sobre rocas resbaladizas y corrientes en las Tierras Altas de Escocia y, por lo tanto, requerían ropa resistente que les permitiera una gran variedad de movimientos mientras soportaban las duras condiciones. La ropa de abrigo proporcionada a los pilotos habrían sido las primeras versiones de la prenda más icónica de Belstaff, la Trialmaster, que debutó de manera oficial en 1948, pero hay evidencias de que Belstaff ya había hecho chaquetas de cuero en esa época.

Nuestro emblemático diseño Trialmaster sirvió de referencia para la primera gama oficial de prendas de cuero de Belstaff, con la Trialmaster Panther, un equivalente de cuero encerado suave al clásico algodón y un estilo que todavía hoy forma parte de nuestra colección principal. Todos los motivos distintivos se encuentran en el diseño de cuatro bolsillos funcional con un favorecedor ajuste y cuello alto, pero la piel de ternero encerada a mano con acabado artesanal le da una estética robusta elegante. Las combinaciones atrevidas han acercado la chaqueta a un nuevo cliente que busca una prenda cargada de estilo en la variación dorada bruñida o un modelo de piel de cordero más ligero hecho de napa flexible de color negro teñida con tintes naturales, pero la versión negra clásica y la versión marrón oscura aportan un toque comedido de elegancia en su forma más pura.

Mientras la Trialmaster 2.0 está inspirada en la historia de las motos, la chaqueta Gangster se acerca actualmente más a la estética motera tradicional. Los paneles laterales elásticos, el cierre de hebilla en el cuello y la silueta entallada de la Gangster se presentaron en 1969 y reflejan la subcultura del rock’n’roll de la época y el estilo se ha convertido en sinónimo de aventura llevada casi al límite.


Lo que hace que estas chaquetas sean de Belstaff por excelencia es el diseño preciso y el proceso de acabado, únicos para nosotros, que garantizan que la chaquetas sean de la más alta calidad. Llevamos desde 1997 trabajando con artesanos en Italia para diseñar nuestras chaquetas de cuero encerado. Los artesanos expertos cosen aproximadamente 90 paneles de cuero juntos a mano para cada prenda, antes de tratar el tejido con la cera caliente propia de Belstaff. La pátina resultante añade profundidad a la superficie del cuero y, lo más importante, protege la superficie de los elementos. El proceso de encerado suele durar un poco más de una hora y muestra nuestra dedicación a los acabados más finos de cada prenda que producimos.

Los tejidos encerados son la piedra angular de las prendas de abrigo de Belstaff, pero nuestras colecciones han evolucionado y también nuestra lista de tejidos y acabados alternativos. La chaqueta Marianne para mujeres inspirada en las elegantes motos café-racer está confeccionada en napa con curtido vegetal para darle una apariencia pulida, y la chaqueta para hombres Cylinder de diseño, basada en un mono de cuero tradicional, se ha actualizado con un acabado artesanal exclusivo. Si buscas un aspecto retro, la Dennison es la más adecuada, ya que es un estilo más longevo caracterizado por ribetes en cuero de brida natural y borrego encerado a mano afelpado que reconoce la herencia de nuestra aviación. Como alternativa, para el estilo inconformista motero puro, la Cheetham es la mejor, ya que ofrece un estilo serio junto con protectores de nivel con certificación CE y costuras de refuerzo a rombos en los hombros y codos.


No importan las tendencias, la chaqueta de cuero se mantiene como un icono de estilo indiscutible y una gran inversión que, con el cuidado adecuado, te durará siempre.