Skip to content

Perdidos en la dirección correcta

Belstaff se vuelve a ver con The Turner Twins para charlar sobre su última aventura en la alternativa escocesa a la Route 66, la North Coast 500.

Como el año tuvo unas circunstancias excepcionales en sí mismo, Ross y Hugo Turner se vieron haciendo planes de viaje para algo un poco más cerca de casa. Dieron un paso adelante, eligieron North Coast 500 en Escocia.

Partir en diciembre es una forma inusualmente adecuada de cerrar un año también inusual, un mes en el que la mayoría evitaría encaminarse al extremo norte para explorar la serpenteante costa británica. Hay que imaginar un paisaje en el que la luz del día es escasa y el sol bajo de invierno hace un retrato de cada vista. Para los gemelos, el viaje les reportó algunas verdades que el hecho de ser unos trotamundos experimentados les había hecho olvidar: no es necesario que las aventuras y exploraciones empiecen lejos de casa. Cuando realizamos la videollamada con los hermanos Hugo y Ross, este aspecto fue nuestro primer puerto de escala.

“Cuando piensas en una aventura, no tiene por qué ser lejos de casa”, comenta Hugo. “Escocia es un lugar salvaje, puedes sentirlo verdaderamente remoto. Decir que tienes que viajar lejos para encontrar tierra salvaje es sencillamente un error”.


Los gemelos de 32 años se hicieron un nombre realizando expediciones lejanas y estableciendo objetivos ambiciosos. Más recientemente, los hermanos viajaron al “Bad Pole”, también conocido como polo continental de inaccesibilidad de América del Norte. En bicicleta. Esta proeza se suma a otras impresionantes aventuras anteriores similares fuera del alcance de la gente corriente.


“Reino Unido es muy accesible y tiene un entorno increíble que se puede apreciar en la North Coast 500, el Parque nacional del Distrito de los Lagos o simplemente explorando Gales. Hay zonas espectaculares para explorar que son muy accesibles, especialmente en moto. Lugares como Escocia tienen todo lo que realmente puedes desear. Su majestuosidad es absolutamente impresionante”.

Duración del vídeo
Nivel de sonido

Los fans de Belstaff puede que recuerden a los hermanos de su viaje en 2018, en el que fueron en moto eléctrica desde Londres hasta la Península Ibérica. Aunque puede que Escocia no fuese una opción a tener en cuenta en el pasado, por ser un territorio cercano a los climas del sur, ahora han valorado las ventajas de montar en moto cerca de casa.


Si el sonido de un motor de gasolina normalmente proporciona una especie de estado de trance para momentos de meditación en la moto, los gemelos renuncian a esto de nuevo por un modo más ecológico. Tomando una página del libro reciente (pero todavía no publicado) de Ewan McGregor y Charley Boorman, los hermanos cogieron un par de motos Harley-Davidson LiveWire.


“Íbamos a 30 mph a través de Glen Coe, con la visera subida, charlando entre nosotros”, comenta Ross. “Venados rojos y ciervas en todas partes. Fue sencillamente extraordinario. El silencio fue un cambio verdaderamente maravilloso”.


Pero el escenario y el silencio no son los únicos cambios de los que hablamos. Un poco de lujo es a menudo bienvenido en la monotonía de la vida diaria, pero también hay que decir algo sobre las dificultades que conlleva pasar al menos una semana viviendo en la carretera. Esa es la segunda naturaleza de los Turner como dice Hugo, todo mientras ofrece un consejo de embalaje esencial:


“Somos bastante salvajes, puedo llevar felizmente la misma ropa durante una semana. Pero siempre llevas cosas de más. Pasamos por tres fases. El equipaje inicial, que es todo lo que piensas que es posible que necesites. A continuación, preparas otro equipaje, metes y sacas cosas y puede que prepares un tercero con lo que crees que necesitas. Después cuando llegas, si puedes, a veces dejas incluso más cosas que cuando empiezas”.


“En un viaje como este, no quieres ni necesitas ropa nueva cada día, puedes utilizar una camiseta tres o cuatro días. Es divertido, es parte de la experiencia. Con el paso de los años, hemos perfeccionado qué cosas y qué ropa llevarnos”.

La ventaja de las chaquetas que teníamos”, comenta Hugo, señalando que las llevaron a España, también. “Es que son perfectas para el verano de Reino Unido y para las alturas de los Pirineos franceses, pero también resistentes al agua en Escocia. No necesitas llevar dos o tres chaquetas. Un buen equipaje te hace todo mucho más fácil”.


“Cuando echas un vistazo a las prestaciones, al equipo de protección, no creo que haya una chaqueta más valiosa o que envejezca tan bien”, comenta Ross. “Estas chaquetas nos durarán seguramente los próximos veinte o treinta años y tendrán tan buen aspecto como tienen ahora”.


Para aventureros de esa clase, el equipo es una de las pocas comodidades que se pueden permitir, pero por un buen motivo.


“Quedarse en un lugar agradable no es realmente la forma de evasión que buscamos”, observa Ross. “Alojarse en una tienda de campaña cambia la realidad. Vuelves y sientes que has tenido un descanso verdadero”.

Aunque las condiciones climáticas de ese momento del año impedían dormir en tiendas de campaña, los hermanos buscaron cabañas de madera y barracones.


“Viajas a todos esos lugares asimilando el mundo natural, pero la gente que te encuentras en el camino añade historias interesantes a cada viaje”, comenta Hugo. “Salir de casa, encontrar nuevas personas, ese cambio de escena aporta realmente a la aventura. Aunque en nuestras conversaciones mantuvimos la distancia social, encontramos personas verdaderamente interesantes en este viaje”.


Es posible que pienses (de forma acertada en algunos casos) que aventureros profesionales como Hugo y Ross no viven como el resto de nosotros cuando se trata de la vida en la carretera. Pero ese no es el caso de The Turner Twins.


“No estamos produciendo una película”, comenta Hugo. “Vamos a la aventura. Solo que nos sigue un equipo de rodaje”.