Presentación

Nueva colección cápsula de Belstaff.
Una colección moderna donde lo clásico converge con la innovación.

La nueva colección cápsula de Belstaff encarna a la perfección el legado de visión vanguardista de la marca. Una mirada reflexiva y concienzuda hacia un pasado rico en detalles con el fin de trazar el camino por recorrer, lleno de ingenio y audacia, en el que las formas tradicionales dejan paso a nuevas siluetas.

Lo cual no debería ser una sorpresa, puesto que el ingenio y la innovación nos han acompañado siempre. Desde los primeros trabajos del cofundador Eli Belovitch en el desarrollo de tejidos con propiedades impermeables, hasta la aplicación pionera de la tecnología en la fabricación de globos aerostáticos durante la guerra, entre otros, somos una marca con una larga tradición, pero siempre con vistas al futuro.

Es esta actitud, precisamente, lo que intentamos transmitir con esta colección, que propone una línea de ropa de abrigo, prendas de punto y camisas donde lo clásico converge con la moderno. Una colección moderna donde lo clásico converge con la innovación.

EL ABRIGO GARRISON

Chaqueta Garrison

El recorrido de la colección tiene su primera parada en los años 30, con una línea de prendas de estilo militar al frente. El abrigo tres cuartos Garrison nos lleva de regreso a todo un clásico, el abrigo Storm, pero el diseño impecable y los detalles cuidadosos lo devuelven con fuerza y determinación a la actualidad. El algodón resistente utilizado en la confección de esta pieza lo convierte en un abrigo robusto pero ligero, mientras que el interior reforzado con costuras totalmente selladas es una muestra del grado de atención que se presta a los detalles.

Chaqueta Trail

Del mismo modo, los modelos Aviator y Tank de la misma década sirven de inspiración en el diseño de la chaqueta Trail, confeccionada en algodón de 170 g con un acabado encerado que repele el agua para protegerla de las inclemencias del tiempo y resistir el desgaste. Su silueta define el espíritu aventurero como ninguna otra y supone un paso más hacia el futuro.

Chaqueta Cooper

Los motoristas y los mods en sus vespas de finales de los años 50 quizás no siempre tuvieron una relación armoniosa, pero en lo que sí coincidieron fue en el estilo atemporal de las chaquetas Belstaff de la época. Estos atractivos modelos fueron popularizados por los motoristas y son el punto de partida de las líneas sencillas y elegantes de la chaqueta Cooper. El cuello de pico es un detalle evocador, así como el forro a cuadros, rescatado del archivo de la marca; pero la confección en cuero granulado flexible, el corte entallado y el diseño que prioriza la libertad de movimiento son detalles de total actualidad.

Chaqueta Journey

Sin abandonar los años 50, la Journey está inspirada en el tejido resistente que se creó a finales de la década para confeccionar bolsas y alforjas para motos. El resultado es una lona de algodón muy tupido que fusiona artesanía, estilo y durabilidad. El lavado intenso al que ha sido sometida le confiere ese inconfundible aspecto usado y hace que sea muy cómoda de llevar.

Chaleco Hunter

Nuestro chaleco Hunter, un modelo nacido entre finales de la década de 1960 y principios de los 70, es todo un clásico que requiere cuidado y atención, y no solo porque normalmente se luzca con una escopeta de caza a mano. El corte entallado y el color tenue y elegante ensalzan el insuperable estilo del original, mientras que el guateado a rombos, el tejido que repele el agua, el aislamiento térmico ligero y el cuello alto forrado de pana de algodón que protege del viento crean una prenda de abrigo cuya calidad supera todas las expectativas.

Chaqueta Weekender

La Weekender, una chaqueta funcional donde las haya, es una muestra fiel del trabajo experimental con tejidos impermeables que llevó a cabo Eli Belovitch. Mediante una fusión de historia, conocimientos y evolución se crea una chaqueta de tejido hidrófugo que rebosa personalidad y se puede guardar fácilmente. Un modelo que amalgama el estilo de hoy y la practicidad de siempre en un diseño que cabe en cualquier maleta.

Lo mismo sucede con el resto de la colección, que trasluce un fuerte sentido de identidad y continuidad. Las siluetas clásicas se reinventan con líneas más refinadas, como el jersey de punto irlandés o el de canalé con cuello vuelto, en una gama que supone un homenaje a la tradición con el fin de empezar una historia propia y vislumbrar lo que nos aguarda en el futuro.

BUILT FOR LIFE