Tras el objetivo: Emily Garthwaite y Cat Garcia

Su interés por la fotografía comenzó a los 15 años cuando hubo un incendio forestal de más de 4000 km en el parque nacional donde vivía. Inmediatamente después, tomó prestada la cámara de su madre para documentar toda la destrucción y la envió a su periódico local. «Estaba muy enfadada de que nadie supiese lo que había ocurrido. Solo quería contar lo que había pasado. No empecé a trabajar de lleno en el mundo de la fotografía hasta años más tarde, pero creo que ahí fue donde empezó todo. Justo en aquel momento».

Con tan solo 26 años, Garthwaite es una reconocida fotoperiodista y recientemente ha sido incluida en la lista Forbes 30 Under 30, un listado que destaca a los jóvenes menores de 30 años más exitosos. Utiliza una Leica M10 y una M240 por la profundidad y los ricos colores que ofrecen y que le permiten conseguir la estética etérea en colores de acuarela que define su fotografía. «La impresión es el producto final, ahí es cuando ves lo que es capaz de hacer una Leica. Se trata de crear una obra de arte, en última instancia».

Angela Hartnett Belstaff Experience video

Angela Hartnett Belstaff Experience video
Duración del vídeo
Nivel de sonido

Los temas humanitarios y medioambientales son la temática predilecta de Garthwaite, con trabajos como la fotografía de un oso encarcelado en Indonesia e imágenes sacadas durante 100 km de recorrido a través del sur de Irak durante la peregrinación de Arba'in, en dos ocasiones. Aunque instintivamente se siente atraída por las zonas afectadas por el conflicto, su objetivo siempre es estar detrás de los titulares sensacionalistas para contar las historias personales escondidas. «La manera de aprender todo sobre un país es a través de su gente. Estamos en un punto en el que sí que hay tolerancia, pero simple y llanamente no es suficiente: necesitamos más inclusión. Necesitamos comunicarnos con nuestros vecinos, hablarnos los unos a los otros».

Sobre su espíritu fotográfico, Garthwaite explica: «Lo más importante en mi trabajo es que puedo ser fuerte, pero blanda a la vez. El día que pierda eso, dejaré de fotografiar». Es precisamente esta conexión emocional con su temática y afinidad por las comunidades rurales lo que hizo que Garthwaite fuera la candidata perfecta para el proyecto Héroes Corrientes, junto con su colega de profesión Cat Garcia, que se encargó de retratar la historia tras bambalinas.

«Me encanta retratar la vida tal y como es en el mismo lugar y trabajar con luz natural, lo que te lleva a tener en cuenta muchas cosas, así como aunar muchos elementos. Para mí, se trata de ser capaz de retratar sobre un paisaje, de forma sencilla y hermosa, de una manera gráfica y ser capaz de hacerlo con el corazón para lograr transmitir una historia», dice Garcia de su estilo fotográfico. Belstaff tiene una dilatada trayectoria de colaboración con prestigiosos fotógrafos que trabajan de manera única, y a través del objetivo de Garcia y Garthwaite vemos el paisaje a menudo implacable de las islas escocesas y la vida aparentemente mundana de sus habitantes bajo una nueva luz extraordinaria.

«Belstaff y Leica encajan a la perfección la una con la otra. Hemos logrado capturar los lugares y las historias de su gente a través de la fotografía», comenta Garcia sobre el proyecto. «Fue estupendo conocer a Emily y trabajar con ella. Nunca antes había trabajado de esta manera con nadie del sector. Espero que nuestras fotografías en conjunto cuenten la historia de las personas retratadas y el tiempo que compartimos con ellas». Garthwaite añade: «Esta es una experiencia única para todas las personas que hemos fotografiado; pero, en especial, para las mujeres que han participado, a las que me gustaría que se ensalzaran y se recordaran por su resistencia».

«Hace poco me compré una chaqueta Belstaff, y recuerdo que le dije a un amigo lo bien que me sentía con ella. Uso mucha ropa funcional, pero que no me hace sentir bien. No van conmigo, pero cuando llevas una marca como Belstaff, es diferente, se fusiona contigo».

Compartir