La última aventura de Belstaff: Nueva York, nueva moda y Norton

Este octubre Belstaff invadió el barrio neoyorquino de Brooklyn al más puro estilo británico. Junto con nuestros camaradas de Union Garage y Norton Motorcycles, celebramos dos inauguraciones: una exposición de motocicletas Norton Commando originales y una «pop-up shop» llena de ropa motera de Belstaff, ambas en el local de Union Garage en Brooklyn.

La tienda temporal, prevista inicialmente para solo tres semanas, tuvo una respuesta tan abrumadora, que la mantendremos abierta hasta finales de noviembre. Eso significa tres semanas más para ver y tocar algunas de nuestras prendas de motociclismo más emblemáticas y echar un vistazo exclusivo a lo que está por llegar, con nuevos estilos como la Tourmaster Pro.

La inauguración fue todo un éxito, con un gran número de asistentes ansiosos por ver una muestra auténtica y excepcional de ingeniería, diseño y artesanía. Nos enorgullece sumamente haber contribuido a la muestra de Norton Commandos y quedamos agradecidos a los propietarios de estas bellas máquinas, sin olvidar, por supuesto, el gran esfuerzo realizado por el NYC Norton, con especial mención a su dueño, Kenny Cummings, que comisarió la colección.

La presentación duró dos días. En la primera jornada, el dueño de Union Garage, Chris Lesser, abrió las puertas a la familia Union Garage/Belstaff/Norton, para que amigos y seguidores pudieran asistir a la presentación en primicia. El éxito cosechado fue un buen augurio para la apertura oficial de la exposición y la tienda temporal al día siguiente.

Los asistentes fueron recibidos con comida y bebida de cortesía de mano del Atlantic Chip Shop, el mejor pub británico de Brooklyn, que puso sobre la mesa salchichas con puré de patatas, pastel de cordero y huevos a la escocesa, para reunir así en un único lugar lo mejor de la cultura británica.

Fue un recibimiento maravilloso, no solo para la multitud que acudió para disfrutar de la buena mesa y deleitarse con una muestra de estilo único y diseño duradero, sino también para nosotros. La gran familia motorista nos recibieron con los brazos abiertos y nos hicieron sentir como en casa. Por lo que decidimos quedarnos más tiempo. Belstaff estará en la ciudad hasta finales de noviembre, así que no dudes en pasarte y verlo con tus propios ojos: te esperamos con los brazos abiertos.

COMPARTIR