Todo queda en familia: los gemelos Neave

Conoce a Tom y Tim Neave, los gemelos británicos que han revolucionado el mundo del motociclismo tras lograr la primera y segunda posición en Snetterton.

Belstaff tiene una larga tradición a la hora de apoyar a los pioneros del deporte, especialmente a quienes lo hacen a lomos de una moto. La Trialmaster se creó en 1948 para proteger a los pilotos de la dureza del entorno durante el Scottish Six Days Trial, un evento que Belstaff patrocinaría años más tarde. Posteriormente, la chaqueta fue usada por las leyendas del motociclismo John Lee y Sammy Miller mientras cabalgaban hacia la victoria. El patrocinio de los gemelos Neave por parte de Belstaff es la última incorporación a una cronología histórica de apoyo a estos precursores y sus increíbles logros.

Moda para mujer en Ginza

Tener los pies en la tierra en todo momento no debe ser muy fácil cuando te pasas la vida recorriendo pistas en motos de alta cilindrada frente a miles de fans vitoreándote. Para los gemelos de 22 años Tom y Tim Neave, es muy sencillo volver a poner los pies en la tierra: simplemente regresan a su rutina de trabajo en la granja familiar.

Los hermanos acapararon los titulares de la prensa a principios de mes, cuando llegaron en primera y segunda posición con sus Kawasaki, una moto capaz de alcanzar los 265 km/h, en el circuito de Snetterton, con Tom rebasando la línea de meta en primer lugar, seguido de Tim, seis segundos más tarde. La carrera es una de las once etapas del Campeonato Pirelli National Superstock 600, que millones de espectadores siguen en las cadenas ITV y Eurosport. Sería totalmente comprensible que estos dos hermanos destinados al estrellato en el motociclismo considerasen la vida más allá de la granja en el condado de Lincolnshire, Inglaterra. Pero, ¿los ha cambiado en algo el éxito reciente? «Para nada», afirma Tom. «Volvimos al trabajo el lunes a las 7 de la mañana y celebramos la victoria en Snetterton limpiando los depósitos de cereal para la nueva cosecha». El trabajo en la granja es muy exigente y las jornadas de 16 horas son lo normal en las épocas de más faena. Pero ahora, con las carreras, que les quitan mucho tiempo, han tenido que contratar a más gente para ayudar cuando los gemelos no están. Por suerte, la familia los apoya plenamente en su profesión, aunque no siempre fue así. Cuando los hermanos empezaron en el mundillo a la edad de 15 años, sus padres no se lo tomaron muy bien. «Les aterrorizó la idea», explica Tom. «Recuerdo a mi madre llorando. No intentaron detenernos, pero durante los primeros años no mostraron ningún interés. Sin embargo, a medida que las cosas fueron avanzando hasta el punto de comenzar a conquistar podios, empezaron a mostrar su apoyo. Y ahora son increíbles. No podríamos hacerlo sin su ayuda. Es un verdadero esfuerzo familiar». Aparte de las victorias en Snetterton, otro hito de este año ha sido firmar patrocinios con Belstaff y Chalk Global. «Pasamos de ser dos jóvenes granjeros compitiendo en carreras», comentaba Tom, «a recibir este apoyo y ahora cada vez más gente nos conoce».

Los gemelos Neave

«El patrocinio de Belstaff ha revalorizado nuestros perfiles como pilotos», añadía. «Ha sido increíble contar con el favor de una marca tan emblemática. Este año parecemos profesionales de verdad, ataviados con nuestras chaquetas de cuero Belstaff. Esperamos que esta alianza dure mucho tiempo». Pero, ¿acaso la complicidad que tienen les afecta en algún sentido cuando están en la pista? «A mí me motiva ganarle a mi hermano gemelo», asegura Tom. «Siempre hemos sido muy competitivos tanto dentro como fuera del circuito. Si te soy sincero, en cuanto me ato el casco, él es otro piloto más; pero siempre deseo lo mejor para ambos». Tim coincide, aunque resalta que hay veces en las que se preocupan el uno por el otro. «Sí, en la pista, Tom es otro piloto más. Pero si yo no compito y él sí, me pongo muy nervioso». El límite de edad de la liga en la que compiten es de 25 años, por lo que los gemelos ya se están preparando para las categorías superiores. Sin embargo, incluso si el éxito les acompaña y no tienen que volver a trabajar en la granja, para ambos siempre será una parte muy importante de sus vidas. «No estoy seguro de querer dejar de trabajar en la granja», comenta Tom. «El trabajo manual y el esfuerzo es el contrapeso ideal de las carreras. Además, es el negocio familiar y verdaderamente no me imagino la vida sin ella».

Descubre Pure Motorcycle

Compartir